Home

Sin título-3

Rocamadour es una localidad situada frente a un valle abierto y enclavada en las estribaciones de una montaña calcárea del Causse. Su nombre, que procede del occitano, proviene de las reliquias de San Amador cuyo cuerpo presuntamente incorrupto fue encontrado por monjes benedictinos en 1162 en el interior del santuario allí existente.

Rocamadour formó durante la Edad Media una etapa muy importante en el camino de Santiago. Aquí se veneraba la Virgen Negra a la que se le atribuyeron numerosos milagros que la hicieron muy popular no solo en Francia, sino también en España y Portugal por lo que se le erigieron diversas capillas y oratorios en ambos países algunos de los cuales todavía persisten. La población entró en declive a partir del saqueo del monasterio por los protestantes en 1562 y fue en el siglo XIX cuando se restauró el santuario principal y diversas construcciones religiosas del entorno.

Sin título-1

Lo primero que llama la atención de la población es su situación ya que supone un extraordinario mirador sobre el profundo valle. Sus construcciones se arraciman al borde de un acantilado que en algunos puntos alcanza los 120 metros de altitud. La pequeña urbe se distribuye en varios niveles y para acceder desde la zona más baja hasta las iglesias en la parte superior hay que seguir un camino que pasa entre edificios materialmente colgados sobre el acantilado.

El santuario principal es la iglesia de Notre Dame donde se encuentra la Virgen Negra, una estatua esculpida en el siglo XII que los peregrinos llamaron Santa María de Rocamadour. En el exterior hay una espada clavada en la roca que la leyenda dice que es Durandal, la espada del héroe Rolando. En la cima del acantilado se encuentra una pared fortificada del siglo XIV y un castillo construido en el siglo XIX.

Sin título-4

Rocamadour atrae por igual a peregrinos, turistas o artistas que han encontrado aquí un excelente lugar para su inspiración. Por este lugar han pasado personajes tan famosos como Enrique II de Inglaterra, Alfonso III de Portugal, Domingo de Guzman o Antonio de Padua que han recorrido los 216 peldaños de su escalera por la que se accede al conjunto eclesiástico. Rocamadour ha dado nombre a un pequeño queso de cabra muy apreciado.

Sin título-2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s